Vivir entre los camiones diésel: Mi historia de injusticia ambiental

Para una estudiante universitaria que creció rodeada de tráfico de camiones, almacenes y centros comerciales en una de las comunidades más contaminadas de California, el impulsar la electrificación del transporte es más que una política de salud urgente: es personal.
La autopista 101 en la entrada de la calle Oakland Road.

Andrea Guerra/NRDC

Me desperté con mi hermano de 17 años respirando de su inhalador antes de salir a trabajar. Desde que me mudé a la universidad había olvidado que esto era una rutina para él. La mala calidad del aire provocada por el incendio de Dixie en el norte de California había dejado el cielo del viernes por la noche con una mancha gris y roja oscura.

Los californianos se han familiarizado demasiado con esta escena. Cuando el aire empeora en el Área de la Bahía de San Francisco, especialmente durante los casos de incendios de los últimos años, el inhalador de mi hermano es esencial. Sus pulmones, debilitados por el asma, están ahora en riesgo cada vez que algo perturba la calidad del aire que respira.

El incendio de Dixie en el norte de California el 5 de agosto de 2021.

California Department of Forestry and Fire Protection (CAL FIRE)

Para las comunidades de primera línea como la mía en el condado de Santa Clara, donde casi el 70 por ciento de los aproximadamente 1.9 millones de residentes son personas de color, el aire limpio es un lujo distante. Además de los incendios forestales, nuestro aire está contaminado por el tráfico intenso de los puertos y los viajeros del Área de la Bahía, así como por los barcos de carga que transportan mercancías a través de la Bahía, todo lo cual contribuye a una crisis de salud pública para nuestra comunidad latina de clase trabajadora.

Este verano, tuve la oportunidad de ser la primera pasante de verano de la Universidad de California Merced con NRDC. Durante mi pasantía de 10 semanas, trabajé en el Programa de Clima y Energía Limpia y me concentré en el transporte limpio, específicamente en la regla Avanzada de Flotas Limpias (Advanced Clean Fleets-ACF en inglés) diseñada para limpiar las emisiones de los camiones de California. Con toda esta experiencia me percaté de que los problemas respiratorios de mi hermano, un problema de salud común en toda mi comunidad de Northside en San José, California, no es una coincidencia. Más bien, se debe a nuestra proximidad a los principales centros de carga.

No tiene por qué ser así. La regla ACF que se considera ayudará a aliviar la contaminación de los camiones en mi vecindario al requerir que los sectores públicos y privados comiencen a comprar vehículos eléctricos para sus flotas en 2023. La regla ACF es solo un paso hacia la electrificación de nuestros sectores de transporte, pero podría ser un modelo para otras regiones del estado y, eventualmente, la nación.

Una calle en el vecindario Northside de San José, California, a una cuadra de la entrada de la calle Oakland de la autopista 101.

Andrea Guerra/NRDC

Comunidades desfavorecidas en el Área de la Bahía

Mi familia vive a una milla de una de las autopistas más transitadas del Área de la Bahía y al lado de uno de los centros comerciales de South Bay. Es común que los camiones pasen junto a nosotros durante nuestras diligencias de rutina, como ir al mercado de pulgas de San José o al supermercado. Los vapores de diésel llenan el aire que respiran mis hermanos, mis primos, y mis vecinos.

Una ilustración que captura la experiencia del hermano de Andrea Guerra viviendo junto a la autopista 101 en Northside, San José.

Andrew Schubert para NRDC

California tiene un sistema de cartografía para evaluar lo que llama “comunidades desfavorecidas” como la mía, basado en los impactos acumulativos de la contaminación y los factores socioeconómicos. Dentro de cada código postal que recibe la marca roja de “desfavorecidos”, hay secciones más pequeñas de vecindarios que enfrentan diferentes contaminantes. Actualmente, mi vecindario se encuentra en el percentil 93 de la carga de contaminación en California. El centro comercial a solo unas cuadras de mi casa ocupa un lugar aún más alto.

Además de los impactos generales, el mapa también diferencia los contaminantes por categoría. Mi casa tiene la distinción de estar en el percentil 92 en cuanto a contaminación por diésel. También estamos en el percentil 99 para limpiezas tóxicas, el percentil 97 para desechos peligrosos y el percentil 97 para contaminación de desechos sólidos. Si observa la demografía de mi vecindario y el centro comercial, encontrará que las personas de color constituyen la mayor parte de la población: el 83 por ciento para ser exactos. El centro comercial tiene una mayoría asiático-americano y mi barrio una mayoría hispana. Encajamos en un patrón del Área de la Bahía a gran escala, replicado en todo el país, donde las personas de color a menudo crecen y viven con el costo de las injusticias ambientales.

Comunidades desfavorecidas según lo designado por la EPA de California, según los impactos acumulativos de la contaminación y los factores socioeconómicos.

https://oehha.ca.gov/calenviroscreen/sb535

Carretera Oakland y Calle Commercial

Los centros comerciales son puntos calientes para el tráfico pesado de camiones, desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche. Si caminas por mi vecindario, te encontrarás con el Pick-n-Pull de nuestra ciudad (un depósito de chatarra de autopartes usadas), un almacén de Amazon, centros de reciclaje, centros de distribución, talleres de camiones, mecánicos, lotes de remolque, y fábricas, todo agrupados juntos. Para muchos de nosotros, esto representa una actividad económica, pero tiene un costo elevado. Surge la pregunta: ¿Te encuentras con esta “actividad económica” si caminas por tu barrio? Si no es así, ¿por qué?

No fue hasta que comencé a viajar en el autobús escolar en la escuela secundaria que noté las drásticas diferencias entre mi vecindario y los suburbios más ricos, ubicados lejos de los centros de carga. Comencé a darme cuenta de que mi capacidad para reconocer varias categorías de camiones era producto de mi educación; para otras personas, los camiones eran solo vehículos que pasaban por las autopistas.

Más tarde, cuando comencé a asistir a UC Merced, me di cuenta de lo generalizados que estaban los camiones de servicio pesado en los alrededores del Valle de San Joaquín y en la región más grande del Valle Central. De camino al Área de la Bahía para el fin de semana, tomaba la misma ruta que los camioneros. En estos casos, entendí cuán dependiente era nuestra economía y, por extensión, nuestro estado, del transporte.

Durante el tiempo que estudiaba en UC Merced, me sorprendí al llamar hogar al Valle de San Joaquín. Las comunidades de color que componían la ciudad de Merced me recordaron mi hogar en San José. Comencé a aprender sobre los problemas de calidad del aire que representan una preocupación urgente para los residentes del Valle de San Joaquín. Las comunidades de Merced a mi alrededor respiran aire contaminado con partículas finas, que se ubican en el percentil 93 para esta carga de contaminación. A medida que pasaba el tiempo, fui testigo de la construcción de nuevos almacenes a lo largo de mi ruta para visitar a la familia. También vi el crecimiento del comercio electrónico en el Valle Central, lo que llevó a una mayor congestión de camiones comerciales en nuestras calles, algo que solo creció más a medida que golpeaba la pandemia. Si bien el comercio electrónico puede ser una fuerza poderosa para la economía, todo lo que puedo preguntarme es cómo se sumará a las cargas ambientales que enfrentan los residentes del Valle Central.

El estacionamiento del mercado de pulgas de San José perdió recientemente uno de sus estacionamientos en manos de Amazon.

Andrea Guerra/NRDC

Los almacenes tienen una presencia creciente en muchas comunidades de color. Recientemente, Amazon agregó uno en mi vecindario para su servicio de entrega de última milla, justo al otro lado de la calle de nuestro mercado de pulgas. El mercado ha estado bajo amenaza de gentrificación durante la última década. Recientemente perdió uno de sus estacionamientos por un nuevo edificio de apartamentos y el otro por un garaje de camiones de entrega de Amazon. Al principio, los camiones de reparto eran esporádicos, pero desde entonces se han convertido en una inundación. Paré una mañana para contar más de 50 camiones estacionados allí, la mayoría de los cuales entran y salen a diario.

Un camión del cercano puerto de Long Beach que pasa por el jardín comunitario de Hudson Park en Long Beach, California, 20 de febrero de 2020.

Ann Johansson para NRDC

Transporte limpio, aire limpio

La transición de los camiones de combustibles fósiles a los vehículos de cero emisiones está ocurriendo, pero no lo suficientemente rápido. Tampoco es suficiente electrificar gradualmente el transporte. Debemos adoptar políticas para electrificar los vehículos que operan en las comunidades más impactadas inmediatamente para abordar el urgente clamor por aire limpio.

Durante mi pasantía de verano, aprendí qué significa un futuro con los medios de transporte limpios y me convertí en una defensora de la regla ACF, que presiona para priorizar la electrificación en comunidades sobrecargadas. Crecí con el olor constante de los camiones viejos quemando su combustible, y nunca imaginé un día en el que todos estos camiones pudieran tener cero emisiones hasta ahora. Si bien los vehículos eléctricos pueden no ser la solución definitiva para la contaminación del aire, son un comienzo importante para reducir las toxinas dañinas del diésel.

Mi pasantía con NRDC terminó siendo una comprobación de la realidad de lo que está en juego para vecindarios como el mío. La regla ACF es un ejemplo de cómo podemos comenzar a reemplazar los vehículos diésel. Necesitamos una regla ACF sólida que apunte a la reducción de emisiones en comunidades sobrecargadas en lugar de conformarse con la propuesta actual. Y cuando regrese a UC Merced, estaré atenta a una regla ACF más agresiva que la propuesta actual; una que le da a mi comunidad la oportunidad de respirar un aire más limpio lo más pronto posible. Una regla más agresiva significa que los niños, como mi hermano, no tendrán que preocuparse por la calidad del aire o pasar una noche en la sala de emergencias, luchando por respirar.


Las historias de NRDC.org están disponibles para republicación en línea por los medios de comunicación o las organizaciones sin fines de lucro bajo estas condiciones: El escritor/la escritora debe ser acreditado/a con el nombre del autor/autora; debe tener en cuenta de manera prominente que la historia fue publicada originalmente por NRDC.org y tiene un enlace al original; la historia no se puede editar (más allá de cosas simples como elementos de tiempo y lugar, estilo y gramática); no puedes revender la historia de ninguna forma ni otorgar derechos de republicación a otros medios; no puedes volver a publicar nuestro material al por mayor o automáticamente, debes seleccionar historias individualmente; no puedes volver a publicar las fotos o gráficos en nuestro sitio sin un permiso específico; debes enviarnos una nota para informarnos cuando has utilizado una de nuestras historias.

Dispatch

Residents of St. James Parish are fighting to boot harmful petrochemical plants from this majority-Black community—and hoping to usher in more sustainable industries like solar.

Latest News

Communities in high-traffic corridors need trucks to stop polluting their air—and they need it now.

Profile

NRDC’s first chief equity and justice officer, Melissa Lin Perrella, believes the way to strengthen advocacy work is to prioritize community partners who are closest to the problem—and often closest to the solution.

Guide

Cómo afectan al planeta –y a tu salud– el esmog, el hollín, los gases de invernadero y demás contaminantes atmosféricos.

Dispatch

In this sprawling Bay Area city, more than half the carbon footprint comes from cars and trucks. So the city is focusing on growing its network of safe bike paths—and fast.

Dispatch

Citing poor air quality and high asthma rates, local environmental advocates are pushing for a cleaner ride to school for their children.

NRDC in Action

To address the growing climate impacts on low-income people and communities of color, NRDC signed on to a historic platform that seeks to create a future that benefits all.

Dispatch

How a small Laotian refugee community on San Francisco Bay took on Chevron, won—and keeps winning.

Latest News

It’s urgent. It’s ambitious. But most of all, it’s totally doable.

Join Us

When you sign up you'll become a member of NRDC's Activist Network. We will keep you informed with the latest alerts and progress reports.